Inicio / Noticias / Serenatas para La Habana

Serenatas para La Habana

  • Fecha de publicación: 1 Noviembre 2019
Versión para impresiónEnviar por correo
Valore este contenido: 
Promedio: 1 (2 votos)
Una vista del morro de La Habana Autor: http://www.onlinetours.es

En el amplio repertorio dedicado a la capital, hay temas que marcan la memoria de los cubanos. Algunos, de música más clásica, o instrumental, como los hermosos temas que la Camerata Romeu ha interpretado en su reciente video clip como regalo a la capital. Otros han quedado a veces por su lirismo, otras, por sus símbolos, y en ocasiones, por haber formado parte de las programaciones televisivas por años, lo cierto es que canciones a La Habana hay para escoger, pero esta es una lista afectiva de las canciones a la capital.

Hermosa Habana, Zafiros

Fotos: Archivo digital JR

Hermosa Habana es el tema de los zafiros que tal vez los cubanos reconocemos mejor, y es, particularmente, por ese modo especial en que los vocalistas supieron imprimirle su propio estilo al tema habanero, sobre todo desde el trabajo coral.

Habana,
hermosa Habana
lindo es tu Prado,
lindas son tus calles,
bello es tu mar.
Habana, a ti llega mi canto
como gemir de violines
que solo tocan para ti.

Se ven en el cielo azul volar
palomas, como símbolos de paz
que es la gloria, para ti
Habana

Habana, a ti llega mi canto
como gemir de violines
que solo tocan para ti.

Se ven en tu cielo azul volar
palomas como símbolo de paz
que es la gloria para ti,
Habana, Habana, Habana.

 

Habáname, Carlos Varela 

(Puedes escuharla aquí)

El caballero de París

Este tema como ningún otro logra captar dos cosas a su favor en el largo cancionero a la Habana, el inconfundible tono melancólico de Carlos Varela, que le imprime un sello especial, y un sentimiento de dolor ante el paso del tiempo sobre la capital cubana, signo de un verdadero habanero.

Mirando un album de fotos
de la vieja capital,
desde los tiempo remotos
de La Habana colonial.
Mi padre dejó su tierra
y cuando al Morro llegó,
La Habana le abrió sus piernas
y por eso nací yo.
Habana, Habana
si bastara una canción
para devolverte todo
lo que el tiempo te quitó.
Habana, mi Habana
si supieras el dolor
que siento te canto
y no entiendes que es amor.
Escuchando a Matamoros
desde un lejano lugar
la Habana guarda un tesoro
que es difícil olvidar.
Y los años van pasando
y miramos con dolor,
como se va derrumbando
cada muro de ilusión.
Habana, Habana
si bastara una canción
para devolverte todo
lo que el tiempo te quitó.
Habana, mi Habana
si supieras el dolor
que siento te canto
y no entiendes que este llanto
es por amor.

 

Hoy mi Habana, Xiomara Laugart

Capitolio de La Habana

Este tema queda en la memoria de los cubanos en la hermosa voz de Xiomara Laugart. Unido a eso, el ritmo de contradanza y la personificación de La Habana como una dama colonial nos regalan una imagen de joven doncella que es inolvidable en la memoria colectiva. El tema fue compuesto en 1984 por el trovador cubano José Antonio Quesada.

Hoy, mi Habana viste lo mejor,
y más coqueta que una flor,
abre sus puertas y ventanas.
Ella se ha sentado en el balcón
abanicando la ilusión
de que esta noche sea amada.
Hoy, mi Habana espera a un señor,
mitad azúcar, mitad sol,
con un clavel en la solapa.
Solo sabe que se llama Juan
o mejor, dicho Don San Juan,
dueño de la mitad de su alma.
Dime corazón, que debo hacer
con la ternura que adorné
con el collar de la mañana.
Háblame de amor que hoy es el día
de los dos, el sentimiento fue,
a pasear en barca.
Dime, corazón dónde pondré
desde Aguadilla a Humacao
toda esta magia de guitarra.
Dime borinqueño si tú
solo eres un sueño
o si eres mi verdad.
Hoy mi Habana llora de emoción
de ser feliz, de ser canción
de un trovador de Río la Plata.
Se muere de envidia el halcón
al ver volar al ruiseñor,
con los amantes en las alas.
De Pinar del Río a Maisí
mi Habana dice a usted que sí,
porque uno es fuente y otro es agua
 
Andar La Habana
 
Hotel Plaza
Este tema acompañó durante mucho tiempo el programa del mismo nombre que protagonizaba el querido historiador de la ciudad, Eusebio Leal, quien recorría lugares emblemáticos o interesantes de la capital junto a decenas de televidentes. Por ello, y por la manera sintética de elegir símbolos sencillos, es una canción memorable.
 
Eusebio Leal
Vamos a caminar
se está poniendo el sol
y La Habana se muda
a malecón.

Vamos solos tú y yo,
atravesando G
la luna nos espera
en 23.

Vamos a andar La Habana amor
bajándonos al mar
bojeando Zanja que una vez
fue china en un portal.

Cruzar Galiano y descansar
en el Parque Central
Tomar Obispo, sin dudar
hasta La Catedral.

Vamos a andar La Habana, amor,
pegándonos al mar.
Apunta el día y la ciudad
se quiere levantar.

Ya sale el sol
desde un balcón
dorando una canción.
Vamos a andar La Habana, amor,
siempre buscando el mar.

La Habana sí, Van Van

Paisaje de La Habana

Este tema tiene el valor peculiar de sintetizar el sentimiento habanero, pero de forma popular y bailable, algo que solo los Van Van pueden hacer de este modo tan magistral. El tema además, es hoy fondo de presentación de un programa del canal Habana, así que no se va nunca de nuestra memoria.

La Habana sí,
La Habana tiene ganas,
ganas de que la cuiden,
que se pongan para ella
La Habana quiere ser la capital más bella
de América Latina,
de América Latina.
La Habana sí,
La Habana tiene un pueblo
un pueblo que ya trabaja
en la remodelación.
La Habana entera quiere ser la capital más bella
de América Latina,
de América Latina.

La Habana sí,
La Habana socialista,
ciudad de tradiciones
quiere que la vean bonita,
La Habana entera debe ser la capital más bella
de América Latina,
de América Latina.

(Coro)
La Habana sí,
así,
sí, que sí.

Vamos a prepararnos todo el mundo
pa' ponerla bella...

(Coro)
La Habana sí,
así,
sí, que sí.

La Habana tiene ganas, caballero,
que se pongan pa' ella

 

Sábanas blancas, Gerardo Alfonso

(Puedes escucharla aquí)

Habana café

Esta es la canción que no podía faltar en una lista, y la que seguramente tarareas si te preguntan por un tema para la capital. Gerardo Alfonso lo sabe. Sobre el tema, que es una síntesis de color local y gestos cotidianos habaneros, ha dicho: «Agradezco mucho a Sábanas blancas, pues además de ser una canción que comunica el sentimiento colectivo de los cubanos, es también un tema que me ha ayudado a sobrevivir todas las inclemencias. Porque es muy dura la carrera del artista y los demonios con los que tienes que lidiar. Y cuando ya no tienes fuerzas para seguir, las canciones siempre se quedan flotando y, como un salvavidas, te apoyas en ellas y sigues. No se trata de que ella me mantenga en el número uno de ninguna lista, me ha ayudado a permanecer vivo a las épocas y a los vendavales».

Habana, mi vieja Habana
Señora de historia de conquistadores y gente
con sus religiones, hermosa dama

Habana, si mis ojos te abandonaran
Si la vida me desterrara a un rincón de la tierra
Yo te juro que voy a morirme de amor y de ganas
De andar tus calles, tus barrios y tus lugares

Cuatro Caminos, Virgen de Regla, Puerto de Mar
Lugares, destinos, el largo muro del litoral,
El Capitolio y Prado con sus leones, sus visiones
Sábanas blancas colgada en los balcones
Sábanas blancas colgada en los balcones

Habana, mi gran Habana
Costumbre de darle una vuelta a la ceiba de noche
Y fiestas en casas de barrios modernos y pobres
De gente noble

Habana, si mis ojos te abandonaran
Si la vida me desterrara a un rincón de la tierra
Yo te juro que voy a morirme de amor y de ganas
De andar tus calles, tus barrios y tus lugares

Virgen del Camino, Nuevo Vedado Residencial
Lugares, destinos, Faro del Morro y la Catedral
Barrios pequeños llenos de tradiciones y emociones
Sábanas blancas colgada en los balcones
Sábanas blancas colgada en los balcones

Postal de La Habana, Joaquín Sabina

Paisaje habanero

Este tema aporta a la lista la visión de un visitante que se enamora de las cosas de esta ciudad, y más aún, de cosas que esa ciudad revela de toda una cultura nacional. En la ronca voz de su autor, es una verdadera joya.

Desde el balcón
Que daba al malecón
Veí­a cada mañana
Los peces de La Habana
Bailando con la historia un guaguancón
Y en el hotel
El mundo iba al revés,
Y el siglo en camiseta
Regaba las macetas,
Y en cada bicicleta caben tres
Y la noche insensata
Con sus ojos de fuego
Negros, como dos perlas de carbón,
Provocándome al juego 
Tropical y pirata
De la gata mulata y el ratón
Y en vez de las respuestas que buscaba
Un ciclón de preguntas me esperaba,
Y en el desván del alma de la gente,
Dormí­a Silvio soñando con serpientes
Y a las barbas de la revolución
Les salí­an más canas cada dí­a,
Y el mañana era un niño que mentí­a,
Y todos se llamaban Robinsón
Y el cuerpo al sóngoro cosongo
Songo de Changó, songo de Martí­
Que no pare el sóngoro cosongo
Con el
 
Te regalamos más imágenes de La Habana ayer y hoy.
 
 Calles de La Habana
Foto: Maykel Espinosa
                                                                                                             
Barrio Chino
Bailarines / Foto: Gabriel Dávalos
                                                                                                               
Catedral de La Habana
 
Paisaje de La Habana
El Malecón y el Morro de La Habana

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar que no es un robot.
Image CAPTCHA
Ingrese los caracteres mostrados en la imagen.

Otras Noticias